logo

Escoge tu ciudad

Cambiar de ciudad

Suscríbete a nuestras ofertas

Correr nos mantiene más jóvenes

blogO_20180626-135529_1

Correr es salud y la ciencia lo demuestra. Salir a correr, incluso a los 60 ó 70 años, rejuvenece nuestro organismo y reduce el riesgo de padecer depresión. Al menos así lo confirman diversos estudios científicos que avalan las ventajas y beneficios del running.

Uno de los trabajos, publicado en la revista PLoS One, demostró que la eficiencia energética de las personas mayores, que han corrido durante décadas de forma habitual, es comparable a la de personas de 20 años.

De hecho, la conclusión era clara: hacer ejercicio físico de manera regular y continuada a lo largo de los años retrasa el envejecimiento celular, alarga la esperanza de vida y previene enfermedades cardiovasculares, lo puede ahorrar mucho dinero al sistema público de salud en fármacos, hospitalizaciones y tratamientos.

Los responsables del estudio afirman que caminar sigue siendo muy beneficioso para la salud, pero no se obtienen tantos beneficios a nivel de eficiencia energética como cuando corremos.

Otro estudio, publicado en Progress in Cardiovascular Diseases, afirma que correr 2 horas a la semana, a cualquier velocidad e intensidad, puede alargar la esperanza de vida hasta en 3 años. De hecho, destacan que no es necesario realizar un entrenamiento intensivo para poder disfrutar de los beneficios del running. Investigadores de la Universidad Estatal de Iowa (EEUU) analizaron la relación entre correr y el riesgo de mortalidad: correr a cualquier ritmo y velocidad disminuye el riesgo de muerte prematura hasta un 40%.

Según los investigadores, el estilo de vida llevado a cabo por personas que corren habitualmente (con hábitos de vida más saludables), influiría de forma directa en el riesgo de mortalidad. Sin embargo, el ritmo y la velocidad de los corredores no influye en los beneficios. La clave es la perseverancia: continuar corriendo, a pesar de mantener un ritmo menor es más importante que correr rápido.

Por último, destacar el estudio de la revista Investigación y Ciencia, según el cual el ejercicio físico moderado "puede prevenir el inicio de un proceso depresivo, ayudar en el proceso de recuperación o evitar una recaída". La clave parece estar en una enzima que se concentra en los músculos y que es la responsable de que el sistema nervioso no sufra los cambios que se producen cuando una persona entra en depresión. Los investigadores demostraron que quienes practican deporte tienen una mayor concentración de estas enzimas en sus músculos.

Te dejamos un listado con los 10 beneficios básicos del running para nuestro cuerpo:

  1. Nos mantiene más jóvenes. Correr nos permite retrasar el envejecimiento celular de los tejidos, lo que hace que te sientas más joven, por fuera y por dentro. Además, nos aleja del sedentarismo.
  2. Nos ayuda a perder y controlar el peso. Es una actividad aeróbica que permite incrementar el gasto calórico durante todo el día. La práctica de ejercicio unida a una dieta sana y equilibrada, te permitirá perder peso o mantener tu peso a raya.
  3. Tonifica y fortalece tu musculatura. No solo se benefician las piernas, sino también el resto de cadenas musculares de los glúteos, abdomen, espalda, brazos, etc.
  4. Fortalece los huesos. Los ejercicios de impacto pueden ayudar a mejorar la calidad ósea y evitar la osteoporosis. Las presiones de la carrera estimulan la formación y densidad de los huesos. Puedes completarlo con una dieta rica en calcio y vitamina D, la molécula encargada de fijarlo en el esqueleto.
  5. Reduce el estrés y la ansiedad. La práctica de ejercicio físico ayuda a nuestro cuerpo a generar endorfinas, lo que ayuda a disminuir estados nerviosos.
  6. Ayuda a descansar mejor. El propio cansancio físico, te puede ayudar a relajar tu cuerpo y tu mente y conciliar un sueño profundo, que asegure un buen descanso.
  7. Mejora el sistema cardiovascular y respiratorio. Gracias al running, nuestro corazón se fortalece, aunque es muy importante ser conscientes de nuestras limitaciones. Más información en el post: "La importancia de hacerse una Prueba de Esfuerzo". Además, aumenta la resistencia física, que ayuda a oxigenar nuestro organismo.
  8. Evita enfermedades. Correr de forma habitual fortalece nuestro sistema inmunológico y reduce las probabilidades de diabetes del tipo II, colesterol, hipertensión y obesidad, entre otras.
  9. Nos permite conocer a otras personas. Aunque la carrera es un deporte básicamente individual, siempre que queramos se pueden compartir experiencias o sensaciones, en los entrenamientos o las carreras.
  10. Mejora la autoestima. Correr nos levanta el ánimo. Tener buenas sensaciones después de la carrera nos ayuda a ganar confianza en uno mismo e intensifica la idea de autosuperación.
Correr por la Playa
Estiramientos imprescindibles del corredor