logo

Escoge tu ciudad

Cambiar de ciudad

Suscríbete a nuestras ofertas

Deporte y Nutrición en Verano

corredores1_20190710-095521_1

Sí, es verdad, en esta época del año hace mucho calor… sin embargo, esto no debería ser un impedimento para practicar deporte, de forma segura, si seguimos unos sencillos consejos:

  • Es un truco básico pero fundamental: evita las horas de mayor calor. El mejor momento para salir a correr es a primera hora de la mañana o por la tarde-noche, ya que te permitirá tener mejores sensaciones y aprovecharás las horas de menor intensidad de calor.
  • ¡Hidratación a tope! Es una buena idea beber agua antes, durante y después de la carrera, incluso si puedes añadir sales minerales mejor, ya que el entrenamiento te hará sudar más que en otras épocas del año.
  • Aprovecha a refrescarte en fuentes de parques o con una botella de agua, mojando especialmente la cabeza y nuca. Si, además, estás de vacaciones y tienes la suerte de tener una piscina o playa cerca… después del entrenamiento puedes darte un buen baño.
  • Si no te queda otra opción que salir en las horas de mayor calor, prepárate a conciencia con gorra, crema solar y gafas de sol. Toda protección será buena aliada.
  • Vestimenta: es importante elegir prendas transpirables ligeras, camisetas de tirantes o pantalones cortos que no molesten tus movimientos.
  • Adaptar el entrenamiento es fundamental. En primer lugar, porque las necesidades de cada corredor son diferentes (si estás empezando a correr, es una buena idea consultar con algún profesional o investigar sobre un plan de entrenamiento de iniciación y, si eres corredor experimentado, puedes cambiar los entrenos largos, por sesiones más cortas, pero más efectivas, añadiendo técnica de carrera).
  • El Verano también es un buen momento para realizar ejercicios de fortalecimiento y estiramientos. Puedes buscar lugares al aire libre con sombras, para mejorar las sensaciones. También puedes combinar la carrera con otros deportes de tonificación típicos del verano, como la natación, el kayak, el paddle surf, etc.
  • Plantearte un objetivo para la próxima temporada te ayudará a entrenar de forma más consciente y constante. Si, además, puedes correr en compañía de alguien o con tu música preferida, verás que tus entrenamientos de verano pueden ser igual de agradables que en cualquier otra época del año.
  • ¡Alimentación Saludable! La combinación de ejercicio físico con una buena nutrición deportiva es clave para mantenerte en forma, perder peso y sentirte bien. Para realizar una dieta es importante tener en cuenta las necesidades calóricas de cada persona, que depende de distintos factores (salud, actividad física, sexo, peso, altura, edad, etc). Por tanto, para perder el peso no es necesario comer menos, sino combinar una dieta sana y equilibrada con la realización de ejercicio físico. 

Consejos saludables para mejorar tus hábitos de alimentación en Verano:

1. Dieta Equilibrada significa incluir alimentos de todos los grupos nutricionales (cereales, frutas y verduras, proteínas de origen animal o vegetal y azúcares).
2. Masticar despacio te ayudará a disfrutar de los sabores y evitarás problemas digestivos.
3. Beber entre 2 y 3 litros de agua al día, evitando el agua helada.
4. Limitar el consumo de azúcares, grasas y alcohol (no más del 10% de la ingesta diaria). Un buen hábito es consumir carnes bajas en grasa como el pollo o el pavo, más pescado, cocinar con menos aceite y limitar postres con chocolate, helados, o pasteles.
5. Ingerir 3 piezas de fruta y 2 de verdura al día, como poco. Además de disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer, mejorarás la presión arterial. Además, el aumento de antioxidantes aumentará tu energía y vitalidad para practicar deporte de forma más efectiva.
6. Comer regularmente (sin saltarte las 5 las comidas recomendadas al día) te ayudará a no tener hambre y evitar sobreingesta de alimentos. Al comer de forma regular, nuestro cuerpo no tiene necesidad de crear reservas, previniendo así el sobrepeso y la obesidad. Por tanto, de esta forma, controlamos el apetito y evitamos comer compulsivamente cuando llegamos a la comida o la cena.

Si aplicas estos sencillos pasos, tu entrenamiento de Verano te ayudará a estar mejor preparado para las carreras o retos que te propongas para la nueva temporada. Por lo tanto, continúa practicando deporte de forma segura y disfruta de la época estival. 

7 Trucos para evitar lesiones
Superalimentos para runners