logo

logo

Escoge tu ciudad

Cambiar de ciudad

Suscríbete a nuestras ofertas

Descubre los secretos de las bebidas isotónicas

Descubre los secretos de las bebidas isotónicas

​Con la llegada del verano, las bebidas isotónicas se convierten en un suplemento nutricional perfecto para el running.

Muchos corredores están acostumbrados a ingerir este tipo de bebidas en los avituallamientos, sin embargo muy pocos conocen su composición y su gran poder de rehidratación ante el deporte de intensidad.

Aunque depende de la marca, casi todas las bebidas isotónicas incluyen un combinado de agua, hidratos de carbono (azúcares que reponen nuestros niveles de glucógeno), sales minerales (sodio, cloro, potasio) y vitaminas.

Cuando practicamos deporte de forma intensiva se pierden sales minerales por la sudoración y es imprescindible reponerlas para no sufrir problemas mayores. En esfuerzos prolongados, hidratarnos sólo con agua puede llevarnos a una disolución del sodio en la sangre, lo que podría llevarnos a sufrir una hiponatremia, que puede provocar calambres y espasmos musculares.

El consumo de bebidas isotónicas puede realizarse durante o después del ejercicio físico. Por regla general, su consumo está recomendado para los momentos de ejercicio físico intenso, en los que la demanda de sales minerales y pérdida de líquidos es evidente.

Según la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE) algunos beneficios para la salud del consumo de bebidas isotónicas son:

  • Repara la pérdida de líquidos, especialmente si el ambiente es caluroso o hay mucha sudoración.
  • Retrasa la fatiga
  • Evita lesiones (calambres, etc)
  • Mejora el rendimiento y acelera la recuperación después de la actividad física.

Este tipo de bebidas son adecuadas para mantener una correcta hidratación durante la práctica de ejercicio físico intenso, pero no son recomendables en actividades de menos de una hora de duración o de intensidad moderada, por su alto nivel de azúcares. En este caso lo más adecuado será hidratarse simplemente con agua.

Lo ideal será variar el consumo de agua con bebidas isotónicas, para no concentrar demasiados minerales en nuestro sistema digestivo. 

No esperes a tener sed para beber, es mejor beber poco a poco, de forma constante, y recuerda que un líquido isotónico te facilitará la rehidratación de las sales minerales perdidas durante la práctica intensiva de deporte, por lo que son ideales para las personas que llevan a cabo una vida deportiva muy activa. 

Diez consejos para no perder la forma en vacacione...
Equipamiento para correr en verano